CUANDO LA BASURA NOS AHOGUE

Poco más de ciento cincuenta mil litros de agua, mil litros de combustible, seiscientas horas de trabajo hombre, el desgastes mecánico de por lo menos quince vehículos entre camiones de bomberos, pipas, maquinaria, ambulancias, y otros vehículos que se han utilizado desde hace tres días para controlar el incendio de una parte de un tiradero de basura ubicado a la orilla del arroyo Salto Seco que limita la colonia Cabo Fierro en Cabo San Lucas.

Cuantificar el costo económico de las operaciones que se realizan para controlar este tipo de incendios de basura acumulada, tan comunes en nuestra comunidad, puede resultar en una cantidad de dinero sorprendente para cualquier bolsillo, pero mas allá del costo económico, resultaría interesante calcular el impacto ambiental y a la salud que esta clase de incendios está generando en el medio ambiente y a la salud pública. Cada vez que se quema la basura se generan grandes cantidades de contaminantes altamente tóxicos que envenenan el aire que respiramos, afectando la salud principalmente de los vecinos cercanos a la quema de basura.

 Ya de por sí, el simple hecho de tirar basura en barrancas, lotes baldíos, y en los arroyos representa una tremenda contaminación ambiental, que afecta la calidad del aire, contamina el subsuelo y las aguas subterráneas, además de generar fuentes de infecciones que afectan la salud de quienes viven cerca de los tiraderos de basura. Con más razón las quemas de basura afectan a una mayor cantidad de ciudadanos y turistas, pues el humo y gases tóxicos que se generan por estos incendios, viajan por el impulso del aire a otras colonias y al mismo centro turístico, donde se percibe ese molesto y asfixiante olor a basura quemada.

 En el incendio de referencia, se detectaron toneladas de basura de todo tipo tirada en la orilla del arroyo a lo largo de por lo menos un kilómetro, lo que genera una preocupación no solo por el riesgo de incendio latente existente, sino por el hecho de la afectación directa al medio ambiente. Sin ser experto en la materia ambiental, se que la contaminación de los suelos y cuerpos de agua, tienen su origen en la descomposición de los residuos y su contacto con el agua genera lixiviados, reacciones químicas que se filtran al subsuelo provocando un serio riesgo para la salud humana y de otros seres vivos.

 Además estos tiraderos de basura hacen que prolifere la fauna nociva y la probable transmisión de enfermedades, pues los insectos, aves y mamíferos que se alimentan de estos desechos son potencialmente portadores de enfermedades peligrosas como cólera, salmonelosis, dengue, tifus, entre otras más.

Lo que es de llamar la atención, es que dentro de las toneladas de basura detectadas, se encuentran cientos de llantas de vehículos tiradas y amontonadas en la orilla del arroyo, las cuales son un riesgo de incendio alto con las consecuencias de la contaminación del aire, pero también con la llegada de las lluvias de la temporada de huracanes, se convertirán en criaderos de mosquitos, lo que pudiera generar en un mayor índice de casos de dengue y otras enfermedades donde los mosquitos son vectores.

 De acuerdo a lo que señala la legislación vigente en materia ecológica, estas acciones de rellenar los arroyos o cauces con escombros, basura y toda clase de desechos tóxicos, se está ante la presencia de delitos ambientales, que deberían ser investigados y sancionados por las autoridades competentes en la materia. Por ejemplo, el Código Penal Federal en su artículo 416. Señala penas de prisión que van de uno a nueve años, y multas de trescientos a tres mil días de salario, a quienes ilícitamente descargue, deposite, infiltre, autorice u ordene, aguas residuales, líquidos químicos o bioquímicos, desechos o contaminantes en los suelos, subsuelos, aguas marinas, ríos, cuencas, vasos o demás depósitos o corrientes de agua de competencia federal, que cause un riesgo de daño o dañe a los recursos naturales, a la flora, a la fauna, a la calidad del agua, a los ecosistemas o al ambiente.

En el mismo Código Penal Federal en el artículo 420 Bis, también señala que serán sancionados con prisión y multa a quienes dañen, deseque o rellene humedales, manglares, lagunas, esteros o pantanos, dañe arrecifes, provoque incendios en bosques, selvas, vegetación natural o terrenos forestales, que dañen elementos naturales, flora, fauna, los ecosistemas o al ambiente.

Los arroyos por ser competencia federal, están regulados en la Ley de Aguas Nacionales y su reglamento, en ambos cuerpos legales prohíben arrojar o depositar en los cuerpos receptores y zonas federales, en contravención a las disposiciones legales y reglamentarias en materia ambiental, basura, materiales, lodos provenientes del tratamiento de aguas residuales y demás desechos o residuos que por efecto de disolución o arrastre, contaminen las aguas de los cuerpos receptores, así como aquellos desechos o residuos considerados peligrosos en las Normas Oficiales Mexicanas respectivas.

Como bien se puede concluir, de la simple lectura de estos artículos de las leyes señaladas, existe la prohibición expresa de tirar escombro, basura, desechos tóxicos en los arroyos, en virtud de la probable contaminación del subsuelo y aguas subterráneas, además de la afectación a la flora y fauna del lugar.

Ante esta problemática social, cualquiera puede pensar que se requiere legislar más en la materia, sin embargo, lo que realmente se requiere es mayor vigilancia y actuación por las autoridades competentes, pues constantemente ciudadanos preocupados por el medio ambiente, denuncian constantes derrames de aguas residuales al mar, incendios en áreas protegidas, tiraderos de basura, etc. pero no se sabe de ningún proceso penal o administrativo que se haya seguido en contra de alguna persona física o moral; lo que hace suponer que las leyes que regulan la protección al medio ambiente son letra muerta.

 Por lo pronto toneladas de basura, escombro, desechos de autos, y llantas están alojados en las orillas de uno de los arroyos que más agua acarrea en época de lluvias, se está a tiempo de hacer algo al respecto ahora, no mañana cuando la basura nos ahogue.             

 

 

 

 

    

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s