¡MEXICO VUELVE A PERDER!

Durante las elecciones en los Estados de Veracruz, Coahuila, Nayarit y el Estado de México, como era de esperarse y ya acostumbrados los mexicanos a los juegos sucios de la clase política por alcanzar el poder, durante la jornada electoral los distintos medios de comunicación daban cuenta de varias prácticas deshonestas llevadas a cabo por todos los partidos políticos.

 Se intercambiaron fuertes acusaciones entre los representantes de los partidos políticos sobre la compra de votos, acusaciones sobre una “elección de estado”, el acarreo de votantes a las casillas, el uso de la fuerza pública para sabotear las estrategias de los partidos contrarios al partido en el poder, la desaparición de un funcionario del partido Morena, amenazas a través de las redes sociales, caída extraña de las redes de telefonía celular, denuncias electorales y otras tantas practicas amañadas mas que se volvieron a exhibir en estas elecciones y que ya son parte formal del manual de cualquier grupo político para ganar elecciones.

 Aunque parezca que esas prácticas antidemocráticas suenen a mitote político, y muchos ciudadanos crean que son meros mitos electorales, la verdad es que cada una de esas estrategias ilegales existen, se practican y se enseñan a los miembros de los partidos políticos, además de que aparecen en la doctrina del marketing político; aun y cuando estas mismas prácticas se encuentran contempladas como delito federal en el artículo 403 del Código Penal Federal y se castigan con penas de prisión.  

 Esto en definitiva, no debe pasar a formar parte de la cultura democrática que se les heredara a los niños y jóvenes que en los próximos años estarán participando en la vida productiva y política del país. De seguir con estas prácticas deshonestas durante las elecciones, debilitarán aun más a nuestra endeble democracia. Una democracia en la cual la mayoría de los ciudadanos ya no cree, y eso se refleja en la poca participación en las elecciones, donde el número de votantes a penas si alcanza el 50% por ciento del padrón electoral.

 Entre las prácticas deshonestas que se ejecutan durante la jornada electoral, y que se encuentran en listadas en la obra del escritor Alejandro Lerma K. en su obra Mercadotecnia Política, son  por ejemplo:

  • La integración amañada de la mesa directiva de casilla, donde los integrantes de la mesa directiva sueles estar comprometidos con un partido político e inclusive con el gobierno en el poder.
  • El número y ubicación amañada de casillas, cuyo propósito es desincentivar el voto en las zonas adversas y facilitarlo en las zonas favorables.
  • La obstrucción de representantes de casilla y representantes generales, donde la intimidación es una de las estrategias más comunes que se usan.
  • El manejo de las boletas electorales, durante su preparación y distribución, donde en muchas casillas la dotación puede resultar insuficiente.
  • La manipulación y encauzamiento del voto, el llamado “pastoreo”, cuando algún funcionario de casilla se extralimita en sus funciones “ayudando” a votar a los ciudadanos con alguna discapacidad o edad avanzada.
  • La compra del voto y/o condicionamiento de los programas públicos, llegándose a la práctica de pagar en efectivo por votar por algún candidato en particular.
  • La entrega de bienes, servicios o concesiones.
  • El ratón loco, para inhibir el sufragio, mediante la referencia errónea de las secciones electorales, dificultando la localización de las casillas, logrando que el votante tenga ese comportamiento como de “ratón loco” en busca de su casilla.
  • El carrusel, votos pagados, efectuados por un grupo de personas que son trasladadas de casilla en casilla para votar.
  • El famoso acarreo, que es el que más se practica, consistente en transportar a personas para que voten o externen su apoyo a un determinado candidato o partido político.
  • La operación “tamal” o “desayuno de la unidad partidista”, práctica común de los partidos políticos de invitar a los ciudadanos de bajos recursos económicos a votar por determinado candidato, para posteriormente darles de desayunar un tamal con un refresco, o darles una despensa raquítica de alimentos.
  • Los muertos con credencial que votan, situación que se da con frecuencia en las jornadas electorales y raya en lo absurdo e ilegal, demostrando que la ética en los partidos políticos simplemente no existe.

Y se pueden mencionar muchas más practicas sucias que se realizan durante la jornada electoral como “Los Tacos”, “Las Urnas Embarazadas”, El Relleno de Urnas”, “El Apagón”, “La Alteración y Cancelación de Votos”, El Voto Corporativo, “Boletas pre votadas”, “Inflación de votos”, “Mapaches, Observadores, encauzadores o promotores del voto”, “Robo de Urnas”, “Espionaje”, “Tortuguismo”, “Cambio de Pañal”, “Preparación de la anulación de casillas adversas”, “Mayoriteo”, “Agandallamiento”, y la lista sigue, pues debido a los avances tecnológico, muchas de estas prácticas se vuelven mucho más complejas.

 Este tipo de genialidad de los partidos políticos para ganar las elecciones, debe ser frenada antes de que terminen por aniquilar la democracia mexicana, y solo los ciudadanos mexicanos participando en la vida política del país, razonando su voto, pueden lograr detener al monstruo político que ha destrozado al país. Se habla de un hartazgo y cansancio social y el repudio casi generalizado que se tiene contra los políticos convencionales y los partidos políticos, pues los constantes escándalos políticos en que se han visto inmersos diferentes gobernadores, presidentes municipales y otros actores políticos, han logrado que los ciudadanos ya no crean en la democracia, ya no tengan confianza en sus autoridades, y por ende ya no se respete a los políticos y a las instituciones, haciendo que el país se encuentre al borde de la anarquía en muchas de sus regiones.

 Los partidos políticos empiezan a dejar de ser la opción para el ejercicio de la democracia, y una nueva corriente política comienza a ganar más seguidores,“Los Candidatos Independientes”, ciudadanos que tal vez no tengan la preparación política tradicional, misma que ha demostrado ser ineficaz, pero tienen la creencia en que se pueden hacer mejor las cosas para el país, y están convencidos en que la mejor manera de salvar a México es participar en la vida política con un nuevo paradigma.

 En el 2018 estará en juego el futuro de México, el futuro de nuestros hijos, el destino de nuestra democracia.            

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s